Yolanda Damià

MI MUNDO IMAGINARIO

No resulta fácil adentrarse en nuevas aventuras, perdonar los errores de eventos primerizos no es acción generalizada y siempre hay temores. Yo los tuve (muchos) antes de emprender esta travesía.

Sin embargo, a veces, hay que intentarlo, actuar incluso sin reflexionar en exceso previendo consecuencias fabuladas. Es entonces, cuando esa libertad te permite dar cauce a la imaginación, la emoción, el sentimiento, aquella presencia, esta ausencia…

Nació inspirado por el siempre añorado Josep Forment, para precisamente poner en práctica su máxima: “la premisa es necesitar decir, el resto es voluntad y perseverancia. Cuando hay ideas y sentimientos solo hace falta trabajo…”

Por eso existe este “Mi Mundo Imaginado”, por la necesidad de decir. La respuesta está siendo sorprendentemente agradable, “el decir” está siendo un lujo emocional y la acogida un maravilloso regalo…

GRACIAS

“De cada día nace una historia, porque estamos hechos de átomos, estamos hechos de historias”

Eduardo Galeano

MIS ÚLTIMOS RELATOS

Menorca...La Menor

Y nos decimos adiós...o hasta luego; aunque sabemos que lo vivido las últimas jornadas son un hasta siempre.

Desde luego, no creo que sea la última vez que volvamos a vernos; no es esa mi intención ni mi deseo, a pesar de la imprevisibilidad con que la vida nos proyecta el devenir y cómo muchas perspectivas son pocas veces coincidentes con los bocetos que nuestra voluntad traza.

Seguir leyendo

Retazos de vida, momentos imaginarios y algunas dosis de realidad

Junio va pereciendo y en este, su último fin de semana, aprovechas el regalo que te ofrece disponer de la oportunidad de conjugar la placidez del relax y la efervescencia de una intensa actividad.

La vida es así. Hay días largos pero vacíos y hay jornadas en las que posees una capacidad energética que te conduce a realizar infinidad de esas “pequeñas cosas” que, como cantaba Serrat, “te tienen a su merced”.

A su merced te sorprenden por ejemplo una noche serena de viernes que no preveía una nocturnidad repleta de algunas de esas “extrañas cosas”. A veces pasa, te duermes plácidamente rendida tras sumar varios días intensos, pero tu subconsciente no sigue esa candidez y prefiere “seguir su fiesta” mientras tú te crees acunada por Morfeo.

Seguir leyendo

Volver

No sé quién fue el primero en utilizar esa frase tan manida de “nadie dijo que sería fácil”. Y así ha sido. El pasado domingo a estas horas me hallaba inmersa en un abanico de nervios e incertidumbre mientras me preparaba para volver a mi lugar de trabajo. Y no, no ha sido fácil. Inesperadamente no está resultando sencillo “desescalar”.

Seguir leyendo